domingo, 29 de junio de 2014

Madrugada

Que rareza la vida eh... te golpea de tal forma que vas perdiendo la confianza y entonces llega el momento en que se puede confiar, pero qué es lo que sucede, te miras de re-ojo cada cicatriz y piensas en las noches de sueño sin conciliar, te pasa mínimo tu vida entera... se obtiene como resultado, una desconfianza proporcional a todo el daño... y se vuelve decisivo ese "volver a confiar", hasta podría subrayar, pero en definitiva, tomas la decisión esperando que sea la última vez que elegís mal... el resto, el análisis global solo te lo da como comprobante de factura final, el condenado tiempo... mientras, continúas tropezando y el otro 75% levantandote y sacudiendote todo la tierra, erguís la frente y continúas la vida... lpm (:




No hay comentarios: