jueves, 29 de mayo de 2014

Íbamos por la vida sin saber....

Se atropellan las palabras en mi mente, casi no sé por dónde empezar es que me has devuelto todos los deseos de escribir, pero me juro que ésta vez ha de ser diferente, aunque ni por casualidad pueda repetirse un instante; Me encontré suspirando de madrugada, sonriendo como idiota, como hace tiempo no me pasaba, pero un deseo mucho más profundo de unir los puntos, de querer perder todos mis malditos y condenados miedos.
Estábamos intentando resolver todos los dramas del mundo en una madrugada, riendo y hablando con todo sentido y del sinsentido, sonriendo y muriéndose de ganas de saber del otro.
Y dijiste... será por eso que después de tantas vueltas terminamos hablando.
A decir verdad, no sé si llegaremos a saber el por qué, sólo se que viniste cuando ya no esperaba nada, que nada me sorprendía, creo con sinceridad que estaba derrotada ante cualquier posibilidad.
Veo que aun dudas de mi, y está bien que así sea, no está bien fiarse a la primera.
Sin embargo, en este tiempo, poco a poco fuiste dejandome entrar y descubrirte como uno de mis mejores hallazgos; si miro para atrás puedo ver, que sos una persona totalmente distinta de aquella con que rara vez cambiaba palabra y que era solo para peliar y reír... luego nada. En todo ese ir y venir, jamás podría haber adivinado que me podía estar enamorando... y aunque suene arriesgado y un tanto trillado, eres perfecto, todo lo que podría haber estado esperando y más...
Me has sorprendido a cada momento, lograste cautivarme de una manera tan intensa y a su tiempo, que me insistas a ser mejor... siempre dejándome con el deseo de conocerte más aún.
Parte de mi sabía que lo demás era un engaño, y llegaste vos, con la dosis justa de dulzura, con las ideas más que atravesadas, haciendo ruido en mi desde siempre hasta que se dio la oportunidad, de comprobar hasta lo inverosímil... si todos los errores cometidos en el pasado me han preparado para vos, quiero saberlo.
Por momentos parece irreal, tantas casualidades desbocandose a cada segundo que estoy con vos...
Íbamos por la vida sin saber que podía ser...




19-04-2014

No hay comentarios: