sábado, 28 de diciembre de 2013

Vete de una vez 2013!

Podrías haber sido un buen año, te aseguro que así podría haber sido; después de tantas caídas y altibajos emocionales, pude concentrarme y acelerar lo que hace tiempo venía postergando, obtení un buen año académico, reducir a un dígito la cantidad de materias restantes, me empeciné y lo conseguí. Dejar la banda oriental y sacrificarse un poco más, total el afecto familiar nunca está de más y siempre es uno de los mayores soportes. Lograr por fin alejarme de gente que no vale la pena, comprender de una vez por todas que no hay razón para andar mendigando amor o amistad de nadie, otro gran logro para mi. La felicidad inmensa que sentí cuando llegó en mayo mi segunda ahijada, amores correspondidos si los hay. Comprender que en algún momento habré de encontrar la razón de mi existencia en éste mundo. Anesteciar el alma y seguir, aunque sienta que la soledad me asfixia constantemente, quizá aprendí a ser un poco egoista y a la vez, seguir amando a todos mis seres queridos aún más. Y luego visitas al hospital, a unos cuantos... y resultó ser que sólo me estaba despidiendo de vos madrina, nos diste tanto tiempo para prepararnos, pero quizas nunca será suficiente... fue tan horrible escuchar gritar a tu madre, mi abue, que con sus largos 93 años, tuvo que despedirte, no deja de preguntar qué fue lo que te paso, le cuesta comprender, asimilar, tanto como su dificultad para llorar, pobre viejita mía y su frágil memoria... su mirada se ausenta de vez en cuanto, y a decir verdad, aún no me entra en la cabeza que ya sean sólo seis sus hijos, parecía que esas cosas sólo le sucedían a los demás; Dios o vaya a saber quién nos dió tregua, de mis casi ventinueve años, hacía ya ventidos años de no despedir un familiar tan cercano...
Los días parecen haberse estancado, el 23 de diciembre parece que fue hace años, pero fue hace unos días, no sé si con el paso del tiempo se asimile mejor, somos nuevos en ésto de llorar a alguien que amamos tanto... más aún cuando veo a mi prima con su hija (mi ahijada) tan pequeñitas y sin madre, se me hace un nudo en la garganta...
Y luego, ya está cerca el 2014, no puedo decir que vamos a estar mejor, tu ausencia se va a sentir por mucho tiempo, por el resto de mi vida seguramente; mi cumple está a un mes y voy a extrañarte escucharte decir "ahijadita", va estar difícil, más aún cuando los ojos de mi papi se llenan de lagrimas, en dolor de tu hija, de tu marido, de todos tus hermanos... ni que decir de la abue, que tenga la fuerza para sobrellevar éste dolor, que ha de ser infinito... que pueda quedarse un poco más con nosotros, por favor!
Es horrible todas estas sensaciones, hacer parecer inocuo todo lo escrito por mi hasta hoy, nada se compara con ésto, sé que todo es parte de la vida, pero es una mierda tener que despedirse de alguien así, para siempre, éste dolor no tiene comparación, más cuando hace caer en cuanta que todos mis amores mayores van a partir y sinceramente no le encuentro sentido a vivir así... si se supone que con todo ésto le demos valor a la vida, no estoy de acuerdo.



No hay comentarios: