martes, 13 de agosto de 2013

Lo sabemos

Y el te quiero que delatan el brillo de los ojos, lo comprendí con tu existencia. Sacas lo peor y lo mejor a cada instante, pero ya es inevitable este sentir, no lo quiero ni frenar... somos cómplices de un mismo delito, aunque no digamos nada, ya no puedo más negar que me inundas el alma y el corazón... me diste una razón más para seguir viviendo, aunque suene dramático como me decís a veces, pero es mi verdad... Sabe Dios que llevo mucho tiempo evitando todo esto y aún hoy lo estoy sujetando dentro de mi, para no decirte nada... pero sé que nuestras acciones dicen más de lo que no nos decimos jamás... 
Siento que insinuaste saber cómo termina todo esto, y yo también lo sé, lo supe desde un principio, duele mucho cuando pienso en el final de todo esto, es adelantarme y prepararme para cuando llegue, aunque si pudiera pedir, pediría un desenlace y una despedida tranquila, pero que difícil suena eso... 
Tampoco sé qué fue que determino que todo esto se diera así, aún no se la finalidad de este encuentro, sólo sé que la mayor parte del tiempo redunda en mi felicidad y tal vez, para vos es igual, podría decifrarce de lo cotidiano que se a vuelto este estar en contacto... tengo presente que al principio nos tomabamos los fines de semana, hasta hoy que... no concibo un día sin vos, tengo que decir que me asusta a la vez que disfruto mucho de todo esto...
Creo que fue un craso error presentarte a mi hermana, porque hay horas en las que quiero apartarte de mi, y ella te trae de nuevo a mi, hay a veces en que hasta pone en mi cabeza ideas locas, ideas que intento reprimir junto a toda fantasía que te incluya... eso es lo que por momentos me aniquila, porque sé claramente desde el día en que te conocí, que nada, absolutamente nada es posible con vos... 
Ojala, ojala que cuando llegue el momento en que todo concluya, sea de la mejor manera posible, porque sabemos que la peor parte me la voy a llevar yo... lo sabemos... ***





No hay comentarios: