miércoles, 14 de noviembre de 2012

No preciso huir


A menudo me siento tan lejos de casa...
Un suspiro profundo y entrecortado,
nadie va a percibir tanta contradicción.
Tal vez el tiempo me ayude a comprender
las coordenadas que transito,
aunque siento que me gana la ansiedad...
Mis objetivos no están claros,
pero al menos voy buscando la sinceridad...
Cierto es que la puerta quedo abierta,
nunca inicie la búsqueda de la llave,
porque incluso clausurar la puerta sería en vano,
peca de perturbadora mi memoria, 
las personas son eternas en mis registros.
La verdad es que no estaba buscando nada,
tampoco preciso huir... 
Al menos mi memoria perturbadora no guarda rencor alguno,
sino de qué otra forma sería libre...

No hay comentarios: