miércoles, 21 de noviembre de 2012

(Aquí iba el título*)


Me perforaste el alma,
caigo en tanta nostalgia,
falta menos para que finalicen
las clases que me transportan
a tanto...
Prevale el deseo
de enriquecer mi orgullo,
sé que quedo tanto por decir,
tantas cosas nuevas surgieron,
que yo sé...
Mejor dejar
que el silencio
consuma lo que pudo ser...

Se mezclan como nunca antes
los lenguajes en mi mente
a veces resulta placentero
y a veces quisiera gritar...
más siempre quedo ahogada
en mis demonios
jalándome a los abismos...

No quiero más oscuridad para mi
No fue mi intención invadir tu mundo,
fue casualidad que me encontrarás...
O el mundo quedo pequeño...
Aunque me intriga lo que trama tu ser,
no entiendo por que
si ya nos hicimos mucho daño.
Continuo deseando
que se te conceda la felicidad infinita...
presiento que no seré parte de esa felicidad
pero aún así...
Deja nuestros sueños tranquilos
si no existe motivo sincero para despertar...







estoy aquí frente al gran espejo...

No hay comentarios: