jueves, 23 de agosto de 2012

Este mundo


Con el destiempo de tus adentros, me descuidaste el alma.
Que difícil resulta el desengaño, por más necesario que el resulte...
No alcanzo a sospechar lo ancho de este mundo, tanto por descubrir... verte sonreír en un tumultuoso horizonte, te alejas como con el aire, suspendido en el tiempo... 
Un día tal vez pueda mi alma encontrar calma, mientras es una opresión constante el silencio odioso... quizá un día baste mi ser, la presencia de lo que seré, en el intento denso de acercarse al espejismo de la felicidad...
Aunque se persuade mi ser al querer saber si habrá un después...



18/22-08-2012

No hay comentarios: