jueves, 23 de agosto de 2012

Da igual

No quiero saber si vienes o si vas... el mundo es tuyo y no he de proseguir en tus andanzas, más vueltas tiene la vida, que quién sabe...
Dejo librado al azar el fin, porque me rehúso a contradecir las cosas que no son, que no voy a cambiar, no queda nada por decir, porque las cosas que podría cambiar se han transformado en un rompecabezas sinsentido, no tiene solución... tal vez nunca tuve intención de revertir nada, dejarlo todo como está hasta el confín del último respiro...
Puede resultar algo siniestro, sumergirse a los abismo, ya me siento en casa... no brindaré respuestas vanas a aquellos que pregunten osadamente si todo va bien, porque nunca fue más que un acto reflejo, un preguntar por preguntar...
Luego sé que tantas miserias no me hacen ser mejor, no me hacen ser nadie, me resumo en el silencio de estos días, parece todo tan inanimado.... a veces, tan detestable... Casi que me convierto en bronca pura, por toda mi incapacidad, por todo el sosiego que rodea mi exterior... de a poco va conquistando todo mi existir... vuelvo a reconocerme en una contradicción errante que se torna perturbadora...

No hay comentarios: