martes, 12 de junio de 2012

Junio I

Ojala mis pensamientos fueran inocuos, y mi rebeldía un tanto más sumisa... pero entonces dejaría de ser yo...
Apenas una ilusión, que irradia luz en estos días y hasta el próximo octubre. Se atrevió mi mente torpe a traerte a mis sueños, si me dejas contar el tiempo que llevan dormidas las orugas en mis alas podría decirte con exactitud, creí incluso que habían perecido en ese detestable enojo... creí que habían caducado hasta las próximas mil vidas. Más nada en mi se ha detenido, aunque sugieran las apariencias, de vez en cuando tieso mi corazón siente un eco, pero esta ilusión que representa todo lo contrario al frío intenso que sentí por estos tiempos, persuade mis sueños y todos mis deseos...
Más siente mi alma deseos de amar, pero entonces recuerda casi confundida de dolor que mi mente no percibe que haya un corazón...

9y11-06