miércoles, 18 de abril de 2012

La culpa es de uno - Mario Benedetti

Quizá fue una hecatombe de esperanzas
un derrumbe de algún modo previsto
ah pero mi tristeza solo tuvo un sentido
todas mis intuiciones se asomaron
para verme sufrir
y por cierto me vieron
hasta aquí había hecho y rehecho
mis trayectos contigo
hasta aquí había apostado
a inventar la verdad
pero vos encontraste la manera
una manera tierna
y a la vez implacable
de desahuciar mi amor
con un solo pronostico lo quitaste
de los suburbios de tu vida posible
lo envolviste en nostalgias
lo cargaste por cuadras y cuadras
y despacito
sin que el aire nocturno lo advirtiera
ahí nomás lo dejaste
a solas con su suerte
que no es mucha
creo que tenés razón
la culpa es de uno cuando no enamora
y no de los pretextos
ni del tiempo
hace mucho muchísimo
que yo no me enfrentaba
como anoche al espejo
y fue implacable como vos
mas no fue tierno
ahora estoy solo
francamente
solo
siempre cuesta un poquito
empezar a sentirse desgraciado
antes de regresar
a mis lóbregos cuarteles de invierno
con los ojos bien secos
por si acaso
miro como te vas adentrando en la niebla
y empiezo a recordarte.

lunes, 16 de abril de 2012

Un trato cruel

Si allá en el infinito vos pensabas en mi
y yo en mi lugarcito pensaba en vos,
que trato cruel habrá hecho la suerte con el tiempo
que planearon tan sagazmente nuestro desencuentro.
Y en la vorágine del universo sucumbieron los abismos,
decidiendo nuestro camino, confundiendo las señales,
Obtusa la necesidad de buscarte más allá de lo imposible,
terca sensación de tu ausencia que me lleva a torpezas continúas,
a veces malinterpreto la ansiedad en esos minutos de respuesta,
porque todo continúa por su vía, sin retorno...
Y aunque a veces tengo la duda de saber si solo es nada lo que voy a encontrar, deshogo mis sentidos, salgo de mi oscuridad y pinto la mejor sonrisa... casi como engañándome en que todavía pueda encontrarte en algún segundo inoportuno, en que se haya descuidado toda la perversidad de eso que no deja aún unirme a ti...


10.4.12

domingo, 15 de abril de 2012

Si llega a ser tucumana

(Miguel Ángel Pérez - Gustavo Leguizamón)

Si la cintura es un junco
y la boca es colorada,
si son los ojos retintos
esa moza es tucumana.

Si es dulce como esa niña
y airosa cuando la bailan,
si te gana el corazón
esa zamba es tucumana.

Y si la moza y la zamba
llegan a ser tucumanas,
ahógate en el agua bendita
que ya ni el diablo te salva.

Si es redondita y jugosa
lo mismo que una naranja,
si es noche cerrada el pelo
esa moza es tucumana.

Si las sombras del pañuelo
le va anudando distancias,
si te consuela y te miente
esa zamba es tucumana.



interpretación por Mercedes Sosa

Hay muchas interpretaciones de esta zamba, pero que mejor que una tucumana ♥ (=

martes, 10 de abril de 2012

Gravitando


Por cuanto tiempo voy a continuar gravitando en el desconcierto de mis adentros, parece que no hubiera final para este sentir, pareciera muy rebuscado el hecho de todo lo que soy y no dejo ser. Hasta que punto puede mi alma ocultarse y camuflarse detrás de una sonrisa inventada, ambiciosas del siempre intento de amurallarse, sin duda que esto ya es inercia recubierta de antaño, y aunque a veces insinuara ser algo armónico, los conflictos que conllevan resultan por demás catastróficos, muy pocas veces pueden redundar en un acierto provechoso, más siento que mi ser no crece, no avanza... no encuentro aún un solo propósito, parece tan vacío cada amanecer... resulta inevitable magnificar tanta basura acumulada...


21 de marzo a.m.