martes, 20 de marzo de 2012

Otra vez

Lunes 19 de marzo de 2012 am

Va a traslucir la luz en mi, va a llover intensamente sobre mi... pero no percibiré nada, mi mente es un ente que no llega a colpasar con la realidad, he estado ciñendo mi alma y aprisionando todos mis sentidos, porque esta vez no quiero nada, absolutamente nada...
Casi que enmudecí, y no quiero abrir las puertas a eso, a todo eso que se oculta en mi, quiero permanecer indolente, a veces hasta puede haber jaquejas que maltraten mis neuronas, que presionen tanto que puedan mis ojos humedecer... y luego nada, el nudo de mi garganta parece que no llega a comprender que necesito aire, un respiro... de igual modo continúo atravesando muros, pero estoy ausente de mi, de todos, no quiero pertenecer a ningún sitio... quiero huir de mi, porque conozco cada sendero oscuro de mi alma, cada recoveco, cada pasillo que recorren todos mis demonios, conozco cada pensamiento y cada respuesta, y no quiero huir hacia ellos, no quiero ser yo, quisiera poder dejar todo de lado cada hora mal gastada y cada discusión ganada.. nada, no quiero nada... solo huir...

Mi universo...


sábado 17 de marzo de 2012

Mi universo errático de soles que vislumbra sin fulgor, parece determinante el hecho de no encontrar siquiera un reflejo de estabilidad interna, todo un desorden pretencioso y ancioso roe en tempestades casi predecibles, siempre recluidas de lo cercano, rebeldía eterna que no se noblega ante gestos que parecen entender, aún así una mirada terca puede acabar por sorprender de manera brusca con derroches de insensatez, no hay espejísmos que den paz, ni siquiera destellos que puedan sosegar mi alma herida... y luego vuelve recurrente la idea que atraviesa las migrañas de estas horas con toda la tozudez inoportuna de quién se asocia al insomio dando tregua a la madrugada...

Casi llego a comprender



Jueves 15 de marzo de 2012

Entonces descubrí que hay raciones encriptadas, aunque por más pequeñas que sea la dosis lo mismo me cala hasta los huesos, cualquier medida de amor resulta perjudicial, solo basta limitarse ante la escaza reciprocidad y luego callarse, guardarse toda histeria y cada reproche, pues quien no me entiende, ni se toma el tiempo para brindarme una mínima parte de su paciencia no merece ningún gesto de mi, mientras creo logre entender lo que necesitaba para continuar camino, un día espero leerme y no sentir dejavu cada vez que escribo...
Quiero aprender a sonreír con lo que logre y recibo cada día de los seres que sin querer o queriendo pueden darme fuerzas, que me brindan toda posibilidad de reír y olvidar que quizás aún no he encontrado mi lugar en este espacio a cielo abierto en el que delira todo mi existir...