domingo, 2 de octubre de 2011

Resumiendo

Decepción

Decepción de haber tenido una nueva oportunidad,
Decepción de saber que no se puede luchar contra la multitud...
Quizá porque nada es absolutamente perfecto,
y aunque en muchas cosas coincido,
en lo próximo veo todo tan lejano, tan decepcionante...
Quizás un día puedan liberarse las mentes de mi tierra
mientras el dolor amargo se hace profundo,
deja gustito a una derrota, una más y cuántas más?


Éxodo

Empezar las clases y morir en el cursado, de la 25 de mayo a la 9 de julio, en un equivalente de cinco cuadras y siete calles por cruzar... algo parecido a un éxodo, todo sea porque el año que viene nos entreguen el nuevo edificio, en estos dos años no había sufrido tantos perjuicios, será que era mi turno...
En fin, media tarde, caminar por zona céntrica, sus pro y sus redundantes contra, de suerte que de ida no es horario pico, sin embargo, es una constante esquivar, esquivar a las personas que de solo estar se frenan a abrir la boca ante una vidriera, esquivar los semáforos, esquivar los bobos que de puro encanto se transitan por la 25 por solo hecho de estar "esa facultad", esquivar, esquivar los puestos en la vereda, esquivar...
Un par de cuadras y llego al pulmón de la Ciudad, camino por la vereda de mi última decepción (casa de gob.), aunque pensándolo bien, creo que en los años 90 hubiera padecido más esa decepción...
No me termine de acostumbrar al recorrido y me cambiaron de la 25 a 24 de Septiembre, y a la 9 de Julio no regresé más... aún así, el trauma es llegar, porque luego el regreso a la Banda Oriental es más tranquilo, no hay horario de regreso, no hay motivos de apuros, ni nada de eso...
Sin embargo, creo que el problema más grande, es que no he descubierto aún como teletransportarme de un lugar a otro, en el mismo instante de cumplirse el horario de una materia en la 25, tengo que estar entrando a la otra en la 9 de Julio...

Elección
Y de todas esas sumas de quejas, al final de todo está esa gratificación, la única razón de no mandar todo a pasear... y la razón de que todo esto sea solo voluntad...
Es tan amplio el derecho que no me alcanzaría la vida para zambullirme en todas sus ramas, y conocer tan profundamente cada una de ellas, por lo pronto las clases parece que alguien hiciera zapping... sin duda, que algunas gustan más que otras, pero como siempre se dice "ya estamos en el baile... "

No hay comentarios: