jueves, 8 de septiembre de 2011

Breve


esperando que el mundo se aboque a tu sonrisa...
ni tú vuelves, ni yo voy, así que vamos acostumbrándonos...
da igual...
porque el viento ya no surca en el tiempo
burda anestesia de sueño...
despertar... sin un motivo válido...
algún día se purificaran todos mis sentidos...
no es una esperanza ciega... es una afirmación
ay derroche de blasfemias sin dueño...