sábado, 9 de abril de 2011

De nostalgias II

Hay dos cosas que más recuerdo de por entonces...

Finalizaba el año 96 y hubo una conversación, una de tantas en las que interrumpí, pues siempre la lleve de contraria (a veces creo reconocer lo bueno que haya sido, que no me hayan hecho caso alguno), la pregunta era en qué orientación te vamos a inscribir, por entonces claro las opciones del Secundario eran Bachiller, Perito Mercantil y Técnico... mi hermana estaba por comenzar su segundo año de bachiller, entonces a mi me correspondía seguir los pasos, pero yo quería hacer la orientación Técnica! y la respuesta de los que decidían no se hicieron esperar, ¿quieres el técnico, anda aquí al frente (la Esc. de mi barrio)… por entonces esa escuela era de 9.99% población masculina... santa solución...

Así fue que en marzo del 97, me encamine a buscar a una ex compañera de la primaria para luego ir por la casa de su vecina, ese día conocí a esta última, sin tener conciencia alguna de que se daba inició a los 5 años más lindos de mi vida...

Cinco años disfrutando a lo grande, nos hicimos un grupo bastante homogéneo, por lo general los cursos siempre se dividían en grupitos, en el mío también había, pero a la hora de las travesuras, de las fiestas, hasta de portarse bien para que nos adelante las horas, llegábamos a un acuerdo...

Como los bachilleres por la cantidad de alumnos siempre había 2 divisiones, pero cuando llegaba a 5to año los unificaban y entonces ya no éramos ni A, ni B, sino 5to BOD U (único)... la gran suerte que tuvimos (las alumnas) fue que los 5 años tuvimos Educación Física en el mismo horario y con la misma profe... por lo tanto era común el viaje de ida o de regreso al Complejo (que queda en la entrada de la Ciudad), todas las actividades que nos hacían hacer eran integradoras...

Tal vez por eso los varones que tenían junto con todas las otras divisiones entablaban amistad más rápido... nosotras no teníamos clase junto con el comercial por ejemplo, no llegaban ni a la mitad en cantidad en comparación con el resto...

De todas formas el Colegio tenía otra de las actividades integradoras por año había un viaje... empezábamos con un día de convivencia de 1ro a 3ro eran viajes de un día a diferentes lugares, parece que nos iban condimentando para los dos últimos viajes, el de 4to que era un Campamento de tres días, cuantos recuerdos de ese viaje... por lo general a este viaje iban todos por ser el menos costoso, recuerdo que no terminamos de llegar a Villa La Angostura, y los profes encontraron un licor de menta en uno de los bolsos, entonces el profesor de los varones no tuvo mejor idea que llamarnos a todos y delante nuestro abrió la botella y rego un arbolito, entre los "nooooooo!","uuuh", "aayyy" y las risas se me quedo grabado... ese primer día no nos dieron un respiro, tenían los profes confeccionadas listas con las que nos separaron por grupo para el resto de la estadía, por entonces el 4to bod b al que pertenecía yo éramos el 60% o más de los alumnos... así que en el grupo que me tocó a mi se reflejaba esa mayoría... los dos días y medios fueron actividad, tras actividad de competencia en grupo, creo que teníamos solo un tiempo después de comer en que nos reuníamos voluntariamente en el pabellón que nos había tocado a las alumnas, y ahí estábamos todos haciendo como quien dice bochinche...

Luego el viaje de 5to año a Mendoza cuantos recuerdos, si bien no fuimos todos, los que fuimos íbamos de un lado para el otro juntos, recuerdo que además había una delegación de Bs As, vaya a saber de qué lugar... unos salesianos, que cuando tuvimos oportunidad de charlar con alguno, nos dijeron algo que me causo mucha gracia, algo como que no se acercaron antes por nuestros compañeros varones que eran muy cuida, lo gracioso del asunto era que nuestra delegación habremos sido 60, 50 mujeres y 10 varones... no había relación para decir que nuestros compañeros eran cuida jajaja

Las recorridas que hicimos por el centro de Mendoza, me acuerdo que a la hora que nos teníamos que encontrar en la plaza principal para volver, los que íbamos regresando subíamos al colectivo y nos quedábamos viendo la tv con la boca abierta pero creo que pocos comprendíamos la magnitud, era un 11 de septiembre de 2001... a mi me impacta porque hace poco vi, que dicen que todos recuerdan dónde estaban ese día... y doy fe que me acuerdo clarito como si fuera ayer...

Fueron días inolvidables de por si, hay cosas que se quedaron guardadas a fuego y de las que a veces también guardamos silencio y basta sonreírse en complicidad para recordar...

Después recuerdo cuando teníamos horas libres, la cancha del colegio atrás de la parroquia, los días de inviernos todos amontonados buscando percibir rayos de sol, luego los días próximos a la primavera, que ya directamente alguien se comprometía y llevaba un equipito de música, y en el tiempo que teníamos libre nos quedábamos en el curso si era recreo, si era hora libre al fondo del colegio a poner música, a reírse de los bailes de los más pícaros...

Cuando queríamos salir temprano y teníamos horas libres, todos colaboraban con el silencio... recuerdo que una vez era tanto el acuerdo que abrió la puerta la profesora de biología con cara de espanto creyendo que nos iba a encontrar haciendo vaya a saber qué... y era que teníamos que resumir algo y una sola dictaba y todos los demás copiábamos, re angelitos de Dios, será también que ya teníamos fama... más de una vez no nos quisieron adelantar hora... seguro que luego se arrepentían, porque siempre encontrábamos algo para hacer y entonces era el descontrol y ya venían a hacernos callar...

Y qué decir de las semanas del estudiante... días y días de andar haciendo desastres juntos, por supuesto que eso equivalía a bailar y ponerse de acuerdo en los concursos que se organizaban, para luego el último día de la semana concluir con el baile del estudiante...

Los días que salíamos temprano era quedarse a dar vueltas en el centro de la pequeña ciudad en que vivíamos, ahí si ya nos dispersábamos un poco los primeros años, los últimos era todo un entrevero... me acuerdo que en 1er año llevaba la pelota de vóley, será de Dios que una vez jugando cerca de la vía (vía que atraviesa la Ciudad y que a sus alrededores posee plazas, esas donde nos quedábamos a gastar horas) mi pelota fue a parar bajo del tren y adiós voley... será que solo a mi me paso, dónde se vio que el tren te deje sin pelota de vóley jajaja!

Tendría miles de cosas que contar de aquellos años, pero todo resurge hoy porque el colegio cumplió el 27 de marzo sus Bodas de Oro, 50 años de impartir educación a la comunidad, para completarla este año cumplimos 10 años de egresados con mi promoción... y todos andan reuniéndose vía facebook, por lo que ha sido una constante la nostalgia... esos recuerdos guardados que se reviven hoy y cada vez que nos vemos por las calles de la Ciudad, todo en vista a una fiesta del reencuentro...

Agradezco a Dios haber tenido un grupo magnifico de personitas que hicieron de eso años inolvidables, cuantos gratos momentos, hubo también momentos tristes en que nos supimos acompañar, hay tres personitas que nos dejaron en el camino, que nos hicieron hasta crecer de golpe...

Nos juntamos allá por el 2005 con una terrible noticia, recuerdo con tanta tristeza aquel día de invierno, que injusto que fue todo aquello... ella venía de una entrevista de trabajo de una de las fábricas que hay sobre la ruta nacional 157, cuando una imprudencia le costo la vida, hasta el día de hoy no me explico, si ellos venían por la banquina y a ese camión nadie se le cruzo, como pudo coincidir en ese espacio y arrebatar una vida...

Después de ese día sentía que caminaba por inercia y me sentía tan desprotegida... desde entonces procuramos frecuentarnos más con las más chicas más cercanas al grupo; hace poquito estuve sentada al lado de su madre y trate de disimular que me sorprendió su presencia, mi amiga era hija única... no podría jamás cuantificar su ausencia, si a mi que apenas compartí unos 5 años con ella todavía me provoca un hondo dolor su partida... más de una vez la soñé tenía una sonrisa y una simpatía única toda su persona; Creo que las que estuvimos cerca durante los años de secundaria, nos propusimos no olvidarla jamás, porque hablamos de ella y nos tragamos las lagrimas con esfuerzo... pero siempre rescatamos eso, su persona irradiaba felicidad, por tanto no creo que le hubiese gustado vernos triste...

Después de 10 años está la posibilidad de reencontrarnos en el Colegio de nuestros amores con el resto de los compañeros, muchos nos hemos distanciado por razones de haber tenido caminos tan distintos, con algunos conservo comunicación pero a otros no lo he vuelto a ver, también en paralelo a lo que es el Colegio, el año pasado nos intentamos reunir, pero se postergo por la lluvia, ahora veremos si se concreta... más ahora que estamos todos sensibilizados gracias al facebook nuestro de cada día jajaja

No hay comentarios: