sábado, 9 de abril de 2011

De lo que hubo... hubo? I

18.02.2011

Intentando embaucar la mente... todo esfuerzo resulta vano, aunque me jacte que tu nombre no será oído jamás tierras adentro, puede que todo el medio te haga presente, sin pausa, sin respiro... yo que por momentos y de a poco voy perdiendo noción del tiempo que transcurre, de los días, he dejado de anotar la fecha solo porque mi mente anda entre las nubes últimamente y a veces así de largas y dolorosas son las caídas...

De entre toda esta maraña de ideas, pensamientos mi alma se condena, no encuentra ya salida posible, no hay camino viable, que si de antemano me equivoque en responder, si queda aún opción de hacer corrección, no lo sé, no sé si quiera poner las cosas en claro y desencadenar la bronca en vos, continúo limitando todo este sentimiento, pero ya no cabe en mí, porque cada vez veo más grande el abismo entre vos y yo, se hace directamente proporcional ese dolor de ver que toda mi persona se rehúsa a enfrentar la verdad, de intentar siquiera escribir...

19.02.2011

Mi ángel terrenal, retorno a ti desde lejos... es tal vez esa terrible incomprensión de los sentidos contrapuestos, la perfecta traducción a esta especie de torre de babel que cada vez parece desaparecer...

27.02.2011

Escribo con nubes distante el mundo, queriendo que toda palabra se esfume con la misma intensidad con la que surgen estrepitosas en mi cabeza, habría de darte la libertad eterna, habría de condenarme a tu olvido, si con eso fuera suficiente, si con eso bastara... para dejarte ir...

Resulta tan absurdo extrañarte, resulta tan ambigua la vida misma cuando divisan en mi tantos cambios, y por dentro tu nombre hace eco, resurgen en divergencia felicidad y tristeza, la completa incertidumbre a la que he sujetado mis días... sin razón, no hay en ello nada valedero para desistir o insistir, por igual el miedo quema y aviva el fuego de la duda...

No hay comentarios: