miércoles, 24 de noviembre de 2010

tu inmediatez

Tu franqueza me aniquila el alma... se me entrecorta el aire de solo pensar en lo que me dijiste...

"que solo puedes odiarme por unos segundos...

y que te hago tanto bien"

Sé cuáles serían esos segundos, yo multiplico ese odio en mi cada día, por no ser capaz de tomar una decisión ya...

Hice un torniquete en mi alma, para poder seguir, para poder continuar y sin embargo soy endeble a tus palabras...

Cuando regrese de estos días de ausencia, sé que te pasó lo que a mí, quería decirte cuánto te extrañe, cuánto pense en vos...

luego tus palabras... aah y si te dijera todo lo que has cambiado en mi,

pero si hablo ahora solo logro divisar dolor,

pues nunca he sido de soñar castillos en las nubes,

me educaron terrenal... si no fuera así, sería otra la historia,

pero es esta la realidad que nos toca vivir,

apenas estoy intentando asimilar por dónde seguir...

Pero es un hecho, mi corazón te pertenece,

pasaran años hasta que alguien consiga lo que vos en mi...

Sé que ahora desfallezco por estar con vos, pero creo que hay que darle una tregua al tiempo, esa es mi manera... aunque de a poco vas arrinconando mi ser y vas sabiendo de a poco las verdades que me guardo, quizá esa sea otra diferencia exquisita entre vos y yo... tu exigencia por la inmediatez... podría argumentarte de mil formas distintas el por qué no debería ser inmediatamente, pero si un día me preguntas si te quiero... la respuesta derribaría todos mis argumentos...

Así no puedo exigir nada de vos, me has dado demasiado... tanto que no concibo tu existencia...

No hay comentarios: