viernes, 5 de noviembre de 2010

Brujo Hechizo

Los días se igualaban uno a uno, no había demasiada diferencia, parecía que el mundo se había vuelto en contra mía o yo había decidido no luchar, nada que redunde en un esfuerzo podría ser producto de algo bueno, hasta que un buen día me tope con un brujo, aún no sé si intento apiadarse de mi alma desahuciada, a veces creo que pudo ver más allá de mi turbia sonrisa... y entonces decidió hechizarme, conjuro palabras de lenguas extrañas, pero mi ser es fuerte, soberbio y al extremo recto del raciocinio, que aunque siento que sus rayos de luz mágicas me elevan en el aire, cuido mis palabras, me asusta convencerme de que me ha poseído, que en su mundo brillante y alegre tiene una plaza para mi...

Sus encantos van hipnotizando mi corazón, lo hacen latir y aunque me invita a deponer armas, me resisto... no sé que logre, no sé si hay algún objetivo perverso en todo este mar de sentimientos encontrados...

Su persona es absolutamente desbordante y cautivadora, más creo que soy su castigo, el precio de algún error acontecido tiempo atrás; más es un hecho, ronda mis calles y circula en mi camino, me extiende la mano, me invita a seguirlo... por momentos siento que no hay distancia, por momentos siento que el universo mezquino se ha descuidado... pero luego toco tierra, aterrizo... lentamente, pues no me dejar caer de golpe su fuerza inmensa, y doy cuenta que el tiempo que parecen años luz, no fueron más que horas... comprendo que tengo el alma un tanto pesada, por eso no me dejo convencer más... por eso no eche a volar junto a él...

Es una lucha que se ha desatado, dejarse llevar o quedarse, todo su tiempo lo dedica a canalizar mis sentimientos más puros y yo que detesto no tener el control de todo, continúo haciendo contrafuerza, aún sabiendo que nunca he de vivir nada igual, aún sabiendo que el tiempo que esta vez intentó redimirse, sea tacaño y no dé más oportunidades, aún sabiendo que el brujo es un ser incontrastable con la realidad en la que vivo, aún sabiendo que su corazón es gigante y puedo ver en sus ojos a lo lejos miran distantes, algo triste, alguien lo habrá herido... tanto o más que a mi, y quisiera ser su consuelo y lavar sus heridas; el brujo en su alma es un ángel... que tal vez errante, dio conmigo y así puesto, no me siento tan digna de él...

Mientras el continúa su conjuro... voy descifrando las palabras, poco a poco voy descubriendo cicatrices, voy a hilar palabras y evocar mi rezo, porque el ser superior ilumine con su faro su horizonte... aunque puede que antes sus cantitos hagan total efecto en mi…


brujo

No hay comentarios: