lunes, 27 de septiembre de 2010

si mi mente fuera más volátil...

Ahora que lo pienso... creo que quede muy desprendida de la vida, solo son observaciones, no volvería atrás, en su momento, lo pensé y no me deje absorber por los sentimientos, si lo hubiera pensado más creo que mayor hubiera sido el daño... quizá aún estoy tratando de convencerme que fue lo correcto, aquí no se trata de jugarse el uno por el otro, no hay nada que jugar, mucho menos con nuestras almas...

Un paréntesis, otro más que tiene mi vida, encerrando un acertijo, si mi mente fuera más volátil Dios... sé que no es intencional, simplemente se me graban a fuego las cosas en mi cabeza, buenas y malas, detalles...

Sucedió que me diste un arma, simplemente apuntaste a tu corazón y me diste la opción de jalar del gatillo... antes me hiciste saber que era lo adecuado para ambos, entonces... recordé que no hace mucho, yo pedí a alguien lo mismo, tarde pero lo pedí... y esa persona fue cobarde, no se arriesgaba ni para bien ni para mal, o tal vez cada uno a su momento... cuando por fin lo decidió no dio aviso, creí no estar preparada para el disparo... y luego tú... me encontré en una escena similar, solo que esta vez, era yo quién debía terminar con el dolor... así como me sorprendió lloré... vos no percibiste ni por cerca mis lagrimas, respire profundo y...

Ahora estoy aquí repasando todos los detalles... intentando reencausar este desastre interno... veo lo positivo, me enseñaste a usar un arma, la más valiosa, la decisión en un instante, comprendí que de ahora en más nada es igual... siempre supe que la decisión era mía, solo que la búsqueda era involuntaria, de ahora en más mi voluntad se apartará de los lugares indebidos... es demasiado, dar siempre con la misma piedra... aunque en estas horas da vuelta en mi cabeza la consigna de saber si es necesario haber caído ya de esa misma forma, para intentar evitarlo ahora, evitar otra vez el mismo error... porque yo lo presentía, por eso no llegaba a entregarme... en realidad son muchas las incógnitas que no van a tener respuesta por mucho que las piense... el tiempo y las palabras me van a hacer dejarte en pausa, como vos querías...

Me dijiste que regresarías... quizá solo será una ilusión que sembraste para no hacer más honda tu partida, lo cierto es que no alivianaste el dolor, solo lo adelantaste...

No hay comentarios: