viernes, 5 de marzo de 2010

.:: Celeste y Blanco ::.

En el cielo se conjugan las nubes que hoy lucen alucinantemente blancas como el algodón y da el cielo su contraste más pintoresco. Las veredas reflejan los colores de Dios, pues se han vestido de celeste y blanco también.
De a poco el atardecer se aproxima y el cielo baja su telón como despidiéndose pero no es más que la antesala de la gala, una marea de casacas albiceleste se dan cita, de todas las direcciones provienen; y cada vez que acontece semejante fiesta bicolor a mí se me acelera el corazón, a veces transitando por entre banderas siento por dentro el deseo encontrado de querer y no querer ver, quiero interrogar cada rostro, quizá sigo esperando el milagro del que hablaba la canción, en busca de tus rastros o algún indicio; pero hoy no es la ocasión, hoy permanecí ajena al ruido con una leve inquietud en el alma que bosteza, hoy solo quede esperando los fuegos artificiales, con el dolor de una rabia tenue de saberte tan cercano y tan incierto... suspiro y continúo contemplando las butacas desde la banda oriental en silencio, con algo de nostalgia por dentro, con algo de tranquilidad también, vaya a saber si hasta el fin de mis días sienta así, porque ésta memoria mía no me deja huir.
De ese escenario han regresado las palabras a mi... y aunque no sean mi pasión tus celeste y blancos, sigo pensando en vos...



albicelest

2 comentarios:

P* dijo...

Me gustó mucho esta entrada, pero me olvidé de comentarte en una anterior, una que si no estoy mal se llamada "los años pasan"

Me gustaron mucho, seguí escribiendo así, me gusta.

Un beso enorme y que tengas una buena semana!

ahora que te pienso dijo...

muchas gracias :)