miércoles, 17 de marzo de 2010

.:: un sms vs yo ::. [mal viaje]

Suena iluso de mi parte y hasta incluso controvertido, se podría decir... andan oscilando mis pensamientos, entre los buenos y malos pensamientos, si es que pueda mi persona ser y tener un buen parámetro de lo justo e injusto; lo cierto es que una simple lectura de renglón puede mil demonios despertar, llenarme de preguntas mis horas y sin embargo, un ser incongruente puede continuar viviendo plácidamente, mientras me carcome por dentro los signos de interrogación, de lo único que me convenzo es que nunca llegaré a tener todas las respuestas, mientras sigo observando aquellas palabras en mi memoria, veo un poco más allá, veo a la persona que las escribe... qué descubro? tendría que guardarme las palabras, pero vienen torrentosas, solo las voy cambiando para que no se vean tan inapropiadas, pero no voy a dar detalles, se hace irrefutable la idea de que "un título no hace persona", cuántas generaciones más pasarán, hasta que se devele, es un mito!... o no entendieron, la idea de la estrellita que tenía quico en su frente realmente le pertenecía al chavo del 8, pero el portador ya había ofrecido una buena oferta, jugando con el hambre de su amigo... si ya sé, no están acostumbrados a que yo publique cosas como estas, pero bueno, hay broncas que me ahogan de vez en cuando y no encuentro otra forma de canalizar, y no sé, si deba pedir disculpa por las incomprensiones...
El hecho es simple, hace tiempo que intento contar lo que sucedió, pero me entrevero y paso de ser menos a clara a demasiado obvia, por eso nunca pude publicar algo similar...
¿Amistad? yo suelo creer en esa palabra, he ahí mi ingenuidad al descubierto, el problema es que nunca se termina de conocer a las personas, tarde recuerdo esa idea, mientras ya tuve que soportar las idioteces innecesarias, mientras ya tuve que chocar contra la pared y mientras ya tengo muchas heridas... lo peor es cuando vas al descubierto, ofreciendo la amistad tan abiertamente que cuando quieres recular ya no se puede... es un boleto sin vuelta, lo que sucede es que me di cuenta de muchas cosas, cosas que no van conmigo, no es que haya sido en algún momento tan directo el golpe, porque parece que lo hiciera sin darse cuenta, pero nada, no sé... queda la idea de que esa persona "no se da cuenta", cómo es posible, hiere a mansalva, hiere a cara descubierta, entre risas y te hacen cómplice... lo peor te hacen víctima...
En estos años he encontrado muchas personas así, demasiadas, tantas que aún no me pude deshacer de la primera, es que no aprendo o me niego a aprender, siempre compro boleto y termino dando un recorrido que no elegí, ciega y tontamente me subí...
No tendría que ser tan pesimista, como olvidando aquellas personitas que de verás iluminan mi camino, pero son las menos, quizás por eso su valor, quizá por esa razón, me decido a buscar esas joyitas, equivocada o no...
Quizá nunca aprenda a terminar un viaje, quizás no, pero por lo menos hoy considero de total relevancia, quitarse esas cosas malas, aunque desmenuzando a esas personas ya no se encuentre nada, nada bueno... dan tristeza y es decir, ¿de pena que no termino el viaje? no lo creo, si en esta vida nos pudiéramos evitar el dolor, lo haríamos realmente? no creo, porque nuestra identidad se basa en quienes fuimos ayer, en todas esas cosas que vivimos... estoy tratando de levantar cabeza e ignorar aquél sms...

mal viaje

.:: Aquiescencia ::.

Evocando una tormenta, te siento ser inmortal, has dejado mil rastro a en mi despertar, has dado otro tanto de tu ser en melodías que se hacen eco en mí, no habría de darte importancia si no te sintiera tan real, es que sintió mi vida por momento algo sublime, será simple aprecio o habrá rozado el amor nuestras espaldas, se habrá entumecido de odio la suerte que ignoramos, no sé...

Desde entonces no tengo paradero, me encuentro en un desierto, esperando una tormenta que me haga revivir, siento que he perdido la noción de mi convicción, sin brújula ni norte voy dejando huellas que luego el viento borrara, voy y dudo que sea mi destino, pero te llamo ser inmortal porque prevaleces latente en mi respirar, se desplomara el mundo y no habrá manera de que te hundas en él...

Eres como el firmamento, algo tan esencial y permanente, que navegaran miles y cientos de hombres el mar, y tú continuaras allí...

Sin embargo es mi aquiescencia lo que te permite ser, es ir más allá del propio raciocinio, el querer hacer trascender tu alma en mi universo, lo que te ha brindado la condición de ser inmortal...

viernes, 5 de marzo de 2010

.:: Celeste y Blanco ::.

En el cielo se conjugan las nubes que hoy lucen alucinantemente blancas como el algodón y da el cielo su contraste más pintoresco. Las veredas reflejan los colores de Dios, pues se han vestido de celeste y blanco también.
De a poco el atardecer se aproxima y el cielo baja su telón como despidiéndose pero no es más que la antesala de la gala, una marea de casacas albiceleste se dan cita, de todas las direcciones provienen; y cada vez que acontece semejante fiesta bicolor a mí se me acelera el corazón, a veces transitando por entre banderas siento por dentro el deseo encontrado de querer y no querer ver, quiero interrogar cada rostro, quizá sigo esperando el milagro del que hablaba la canción, en busca de tus rastros o algún indicio; pero hoy no es la ocasión, hoy permanecí ajena al ruido con una leve inquietud en el alma que bosteza, hoy solo quede esperando los fuegos artificiales, con el dolor de una rabia tenue de saberte tan cercano y tan incierto... suspiro y continúo contemplando las butacas desde la banda oriental en silencio, con algo de nostalgia por dentro, con algo de tranquilidad también, vaya a saber si hasta el fin de mis días sienta así, porque ésta memoria mía no me deja huir.
De ese escenario han regresado las palabras a mi... y aunque no sean mi pasión tus celeste y blancos, sigo pensando en vos...



albicelest