viernes, 22 de enero de 2010

.:: No hubo oportunidad ::.



Mirando de lejos aquél lugar, que supo de tu andar algún tiempo atrás, tiempo en que ingenuamente también supo verme a mi, a los dos en distinto momento y en el mismo tiempo, cómo explicar...
Habrá sido solo casualidad? casualidad errada porque no nos dio oportunidad, el universo giro de pronto y nos ubico en otro lugar... algo que nunca escribí, y es que aún miro con recelos a cierta persona, siento envidia de sus ojos... solo por haberte conocido, solo por haberte mirado... muero por preguntarle de vos y por razones evidentes nunca he pronunciado palabra, pues sé no serviría de nada...
Fue mezquino e inoportuno el tiempo, o simplemente guarda el secreto que aún no develamos, a veces pienso que leí del revés todos esos signos, que en lugar de seguirte tendría que haber huido...
Y de entre tanto maldecir al bendito tiempo, ahora quiero verlo como sabio, que todo lo acontecido está bien, que es lo mejor, eso... hasta que caigo vulnerable ante tu existencia...
Porque hoy por más que intente negarte, mi mente desquiciada ha perpetuado todo tus recuerdos, todo y más de lo que ni te imaginas... es ilógico, pero no puedo evitar trazar mi vida con fuego en mi mente, simplemente ya no creo que baste ni un segundo para sacarte de mis adentros, no creo sinceramente que un día de estos un borrón y cuenta nueva, te aleje de mi...
Por lo pronto, sigo mirando con nostalgia aquél lugar, aunque no te haya visto, aunque no haya habido chance de respirar el mismo aire aunque sea por milésimas de segundos, contemplo calladamente, pues nadie sabe que pensamientos transitan por mi mente, ni mucho menos nadie ha descubierto que mis ojos se nublan en aquel silencio... es un transe mío propio, es un rezo en los abismo de mi ser, es algo que nunca vas a saber o nunca vas a comprender... es solo ese lugar, vos y yo... y en el presente un nudo en la garganta que pasa desapercibido en el ir y venir de extraños...
Y como nunca va a haber lugar o espacio en que desprevenidamente nos encontremos, ni que decir de acordarlo... solo miro el cielo, ese inmenso techo que nos refugia, sé a poca distancia, sé que así lo has decidido y al tiempo voy comprendiendo; continúo mirando el cielo ajeno, pido y quiero que las estrellas que en abundancia iluminen tus pasos, que nunca mires desolado el cielo, que mires y recuerdes que a poco de ti, estoy yo mirándolo también...

nostalgia de ti - sky

2 comentarios:

Eimper dijo...

que bonito texto .....sere la primera en seguirte ;) besitos y muchas gracias por tu comentario . muaks

ahora que te pienso dijo...

gracias :)... es nuevito mi blog jijiji! saluditos