jueves, 10 de diciembre de 2009

.:: Cerca ::.


Surcando el cielo, pensando que estoy fusionando o superponiendo ideas que unas vez estuvieron nítidamente definidas, para venir a dar en lo mejor de todo esto...
Viajando hacia quién sabe dónde, últimamente mi hogar, mi residencia más cercana ha venido a ser el camino... ese que transito sin mucho equipaje que perder, sin duda alguna siempre vas en mi pensamiento, aún así creo que te busco entre los recuerdos para sonreír, para sentirme bien, porque ya no me siento en casa, más bien no sé cuál es mi casa... hay momentos en los que no sé tampoco dónde quiero estar, quizá ese sea el motivo de encontrarte y esperarte en el camino, solo para sentir que hay algo seguro en medio de tanta incertidumbre... en medio de tanta nada, porque guardo el vacío de no saber ya dónde descansar, es como no saber que complace a mi alma...
Mirando el cielo descubriendo la inmensidad de este mundo, mirando pasar los árboles en medio del camino, voces que se pierden porque no tiene respuesta que dar...
Frenadas que a veces roban mi mirada, obstaculizan la serenidad de la que te hablo, el tiempo viene escasamente redimido entre el sonido de alguna canción que no llega a grabarse en mi memoria, es cuando algunas miradas tiernas despiertan mi sueño solo para que pueda devolver una sonrisa colorida, miradas o vocecitas de ángeles inocentes que no conocen de alguna oscuridad interior, porque no tienen demasiado tiempo vivido...
Es inmunizarse ante las energías negativas que pueda llegar a percibir sin intención de comprender, es ausentarse del mundo y de la vida, es crear algo propio en algún sitio inexacto, es apaciguar las ironías frecuentes que brindan la agriedad con la que convivo en cualquier ciudad, es huir de todo aquello que pueda dañarme, es querer salvarme de la humanidad, es querer romper barreras que no me permiten acercarme a lo sublime, a lo magnifico de tu ser, es olvidar las heridas mismas que causaron el hecho de caer tantas otras veces...
Solo para susurrar en el silencio los misterios bien guardados de aquello que pueda ocasionar tantas cosas buenas... descubrir inequívocamente la posibilidad de saberse en miradas cómplices las verdades que vendrían a dar con lo mejor de todo esto, sé que nada malo puede pasar si compartir es parte de este plan, si la intención es dar tantas cosas buenas de sí...
Bastaría compartir un viaje contigo...

2008

No hay comentarios: